Martu Garrote

FINALES FELICES

In Personal on 15/10/2014 at 09:52

tienda ParísAcabo de terminar de leer una novela de Maxim Huerta, “Una tienda en París” cuyo final feliz me ha evocado la escritura de esta entrada en mi abandonado MartuBlog. No creáis que no me gustan los finales felices, soy de las que aplaude en el cine cuando la película acaba con un largo beso de amor verdadero. Sigo creyendo, como en mi niñez que el bien triunfa, que los buenos siempre ganan y que el crimen no paga, aunque la vida, en demasiadas ocasiones, se empeñe en demostrarme lo contrario.

En la literatura, como en el cine, abundan los finales felices, buenas películas, de amor, de guerra, de aventuras, que terminan con un “y fueron felices y comieron perdices” que nos calientan el corazón, nos llenan los ojos de lágrimas de felicidad y nos arrancan una sonrisa tonta que tarda en abandonar el rostro pero…

Pero solo aquellos finales dramáticos, los que nos desgarran por dentro el alma, los que nos hacen gritar “nooooo” con los ojos desorbitados, llorar y patalear, maldecir al autor y clamar porque alguien repare el agravio, porque alguien reconcilie a la pareja que nos tiene encandilados, porque alguien vengue a nuestros protagonistas ultrajados, esos finales son los que se te clavan en el alma y te hacen volver una y otra vez a ellos.

Porque, ¿recordaríamos igual “Lo que el viento se llevó” si al final de la película, en lugar de decir su mítica frase sobre el comino y marchase, Rhett Butler siguiera plácidamente junto a Scarlett O’Hara? ¿Sería lo mismo si al final de “Casablanca” Rick Blaine no se quedara junto al avión que se lleva a su amada y paseando junto al francés no dijera aquella mítica frase de “este será el comienzo de una gran amistad”?

Es así, nos marca la tragedia. La felicidad es tan etérea como efímera, nos calienta un minuto el corazón pero luego queda empañada por cualquier otro acontecer diario, sin embargo el drama anida en un rinconcito de nuestra alma y tarda una vida en desaparecer. Ya lo canta Sabina: “Tú que tanto has besado tú que me has enseñado, sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado, los labios del pecado…”

Paraos un minuto a pensar en la última vez que os rompieron el corazón. Pensad también ahora en la última vez que os enamorasteis. ¿Qué sentimiento recordáis con mayor nitidez? ¿Qué frases sois capaz de evocar con rotunda claridad, las de la declaración de amor o las de la despedida? ¿Qué os ha hecho cambiar, crecer, madurar y por desgracia, desconfiar, el amor o el desamor?

Quizás no sea así, quizás soy yo que encuentro un cierto consuelo a la desgracia regodeándome en la desgracia en sí misma, pero creo que no soy la única que cuando tiene mal de amores se pone canciones tristes y se abandona por la deliciosa pendiente de la autocompasión. No creo ser un bicho raro por, apremiada por una pena, salir a pasear bajo la lluvia y dejar que las gotas se mezclen con las lágrimas hasta sentir que he vaciado mi alma en lugar de tratar de pensar en otra cosa, tomar un delicioso café caliente y mirar al futuro con optimismo.

Como diría Fangoria, igual es que: “tú eres tan intensa”

SED DE VICTORIA

In Política on 06/10/2014 at 22:10

El domingo, 9 de marzo de 2008 fue la última vez que las urnas me regalaron una victoria, desde entonces, desde esa victoria de Zapatero, con mi voto no he ganado ni a las chapas: municipales y autonómicas de 2011, generales de 2011, europeas de 2009 y 2014, derrota tras derrota… Y creedme si os digo que estoy más que harta, porque a mí no me gusta perder ni en las pachangas de amigos, que yo solo juego para ganar aunque luego se pueda perder.

Y es que ganar unas elecciones, o al menos que no las gane el PP por mayoría absoluta, es el paso previo indispensable para gobernar y gobernar es la única manera de cambiar las cosas y los socialistas estamos en Política porque creemos que desde la acción de gobierno, tanto municipal, como autonómica y nacional, podemos mejorar la vida de la gente, cambiar aquello que les causa dolor, infelicidad, enfermedad, sufrimiento y desigualdad.

Hoy se ha terminado el plazo de presentación de avales para los aspirantes a candidatos del Partido Socialista Obrero Español en las elecciones municipales que se celebrarán el 24 de mayo de 2015. La semana pasada lo hizo el plazo de presentación de avales de los aspirantes a las Comunidades Autónomas. En la mayoría de regiones y grandes ayuntamientos, solo ha alcanzado el mínimo reglamentario un candidato o candidata porque los militantes hemos querido dar una abrumadora cantidad de avales a nuestro favorito o favorita.

Ahora podemos cerrar la apasionante y entretenida, pero harto autodestructiva etapa del procedimiento interno y concentrarnos en la más tediosa pero infinitamente más productiva precampaña electoral que solo nos quedan 9 meses, un embarazo, hasta el día D y os aseguro que esta tiene que ser la definitiva, que tenemos que recuperar el Gobierno de la Comunidad de Madrid que nos robaron en 2003 y el del Ayuntamiento de Madrid que ya ni recuerdo cuando fue nuestro por última vez.

Porque de verdad que si no aprovechamos el 2015, si vuelve a gobernar el Partido Popular, solo o en coalición con quién sabe quién, el daño que sufrirán nuestras instituciones y por ende, nosotros, los pobres madrileños, será de tal dimensión que nada podrá revertirlo en décadas. De hecho, ya estamos en el límite de lo recuperable, las deudas, las facturas escondidas en los cajones, las mega obras inútiles, los sobrecostes, los asesores a dedo, en una palabra, las mamandurrias de las que llevan disfrutando años a costa de las arcas públicas han dejado un agujero negro por el que podría desvanecerse la mejor de las gestiones.

Tenemos a un magnífico Antonio Miguel Carmona para el Ayuntamiento de la capital de España y tenemos a un sólido Tomás Gómez para luchar por la Presidencia de la Comunidad de Madrid, los tenemos porque así lo hemos decidido la inmensa mayoría de los militantes de Madrid que los hemos avalado, con nuestro nombre y apellidos, con nuestro DNI y con nuestra firma porque nos ha dado la gana, porque creemos que son los mejores, porque nada de lo que se presentaba era una alternativa real sino mero recurso al pataleo.

Tenemos una nueva ejecutiva federal encabezada por un Pedro Sánchez al que también elegimos los militantes, no yo, que ya sabéis que apoyé a Edu Madina, pero sí la mayoría de mis compañeros y por tanto hoy es el Secretario General de todos nosotros. Una nueva dirección que está marcando su propio rumbo, tomando sus decisiones y afrontando sus propios desafíos. Aún es pronto para saber si aciertan, pero hay que reconocerles la legitimidad para hacerlo, la legitimidad que dan los votos y audacia para intentarlo. Parece que las encuestas les dan la razón y yo que me alegro.

Tenemos principios y valores. Tenemos un pasado cuajado de aciertos y con algunos errores, claro que sí. Tenemos una organización centenaria formada por hombres y mujeres, comprometidos y valientes que están deseando volver a ser determinantes para la vida de sus vecinos. Tenemos todo lo necesario para ganar, pero sobre todo tenemos algo que es vital para hacerlo, ganas de ganar.

DEMOCRACIA, PARTICIPACION, COMPROMISO Y UNICORNIOS ROSAS

In Política on 02/10/2014 at 21:22

Vivimos tiempos oscuros en los que nos gobiernan entes abstractos como los mercados, la troika, el capital y en los que los hastiados ciudadanos huyen de la política clásica que se ha demostrado inútil para sacarnos de esta gran estafa a la que llaman crisis, para defendernos de los depredadores, para ofrecernos un presente y un futuro, refugiándose en nuevas formas de participación, nuevas formaciones políticas, nuevas maneras de entender la política… aunque quizás no lo son tanto.

Empezando por la democracia, cada vez que escucho a un chaval, y no tan chaval, gritar lo llaman democracia y no lo es, me acuerdo de todos aquellos que lucharon contra el levantamiento golpista de Franco, de los que murieron por la democracia, de los que pasaron media vida en la cárcel por ella, de los que tuvieron que marchar al exilio dejando atrás su vida entera y siguieron peleando por la democracia desde allí. Lo que disfrutamos hoy en España, con sus virtudes y sus miserias es una democracia que costó mucho conseguir y que no es de recibo menos preciar con populismos del baratillo.

Siguiendo por la participación, esa que algunos dicen que nos niegan a los españoles de a pie. Desde hace años, los ciudadanos españoles pasan olímpicamente de implicarse en nada que no sean sus propios intereses personales. No hay más que ver los pocos padres que participan en el AMPA de los colegios de sus propios hijos, y si no les interesa la educación de la sangre de su sangre, la carne de su carne, maginad el resto del mundo.

Por la misma desidia, las asociaciones de vecinos se mueren, en sentido figurado, al tiempo que sus miembros se mueren, en sentido literal, de viejos. Los jóvenes no se preocupan por sus barrios, los matrimonios con hijos menos, la gente está muy ocupada de sus cosas y la participación vecinal agoniza en ciudades como Madrid, imagino que sucederá igual en el resto de España.

Ni que decir tiene que si no participan en la educación de sus hijos ni en la vida de sus barrios, mucho menos en los Partidos Políticos que venimos sufriendo la pérdida lenta e inexorable de militancia desde hace ya demasiados años. Y no me digáis que Podemos ha conseguido tropecientos mil militantes en un pis pas, porque lo que ha conseguido es gente que se apunta por internet a su Partido, que en los círculos se junta a debatir una docena, el día que hay suerte.

Ahora, se ha puesto muy de moda tratar de democratizar las organizaciones políticas haciendo que participen en la toma de sus decisiones los ciudadanos que no forman parte de las mismas, lo que se ha venido llamando Primarias Abiertas a la sociedad, como si los que militamos en un partido político no formáramos parte de la sociedad… Yo no estoy de acuerdo con que la democracia consista en que venga cualquiera, un día, a decidir quién encabeza la lista electoral del PSOE.

Creo que aquellos que militamos en un Partido Político, que pagamos cuota, que abrimos las sedes, que realizamos actividades para nuestros vecinos, que debatimos en Asambleas, que contamos votos en las jornadas electorales, que hacemos las campañas, que somos el Partido mismo, demostramos un plus de compromiso, de participación, de interés, que meceré el respeto de que seamos los que tomemos las decisiones dentro de nuestra organización. El que quiera peces que se moje el culo, que diría aquel.

Protestar en Twitter, firmar campañas en Change.org, escribir en un blog, no sirve para cambiar el mundo si no va acompañado de una participación real, presencial, activa, en la vida política, me da igual en que Partido, en que organización, pero hay que implicarse, perder un poco de nuestro tiempo y hasta de nuestro dinero, hay que sufrir la molestia de dedicarse a algo más que a nosotros mismo, y además hay que votar, no hay otra forma de que los que hoy están destrozando nuestro presente y masacrando nuestro futuro, dejen de hacerlo.

Hay que ir a las manifestaciones aunque el Partido Popular haya criminalizado a aquellos que ejercemos nuestro derecho constitucional de protestar. Hay que ir a la Huelga, cuando nuestros patrones pisoteen nuestros derechos, aunque el Partido Popular haya precarizado de tal forma el mercado laboral que valgamos menos que una mierda seca. Hay que afiliarse a los sindicatos aunque en sus cúpulas haya corruptos, sin la lucha sindical nos quedaremos sin los derechos laborales que esa misma lucha obrera había conseguido con sangres, sudor y lágrimas. Hay que afiliarse a los Partidos Políticos, aunque en las cúpulas haya corruptos, sin Política solo queda el capital, los mercados, los ricos, los poderosos, los que nunca pierden aunque perdamos todos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 12.292 seguidores