Martu Garrote

NO ME TOMEN POR GILIPOLLAS, POR FAVOR

In Política on 18/11/2014 at 14:22

No quiero ponerme pesada con el tema de Podemos pero tampoco quiero que estos nuevos mesías me tomen por gilipollas y me quieran vender una moto, a mí, que no tengo carné y que además me dan miedo los vehículos de dos ruedas, no sé si me explico.

Cada vez que les oigo presumir de que han instaurado la norma interna de limitación del salario de sus representantes institucionales como una medida de ¿ahorro, control anti casta, austeridad, yo qué sé? se me abren las carnes. Lo cierto es que sus representantes institucionales, los cinco eurodiputados que obtuvieron en mayo, cobran su salario íntegro porque la eurocámara no permite renunciar a parte del salario, luego los contribuyentes no notamos la diferencia.

Lo que hacen los cinco eurodiputados de Podemos es donar, a voluntad, la parte de su salario que excede el tope que se han auto impuesto. De acuerdo. La pregunta es ¿a quién? ¿Por qué? ¿Con qué criterio? A su propio Partido no han podido donarlo hasta ahora porque no tenían luego lo habrán hecho a otras causas.

Todos los representantes públicos que conozco, fundamentalmente los de mi propio Partido y también los compañeros de Izquierda Unida, donan parte de su salario a sus organizaciones, para ayudar a su financiación porque, salvo los que tienen contabilidades B y sobres sorpresa, el resto pasamos verdaderos ahogos para soportar el coste de tener una implantación territorial lo más extendida posible. Estas donaciones se hacen respetando la Ley de Partidos y tributando por ello en el IRPF, de manera totalmente transparente, legal y fiscalmente conforme a norma.

Si las donaciones exceden lo permitido por la Ley de Financiación de los Partidos Políticos, si se hacen a Fundaciones que realmente trabajen para el propio partido en forma de donación o financiación encubierta, si se hacen a ONGs que tengan relación con los donantes, etc., ya no parece tan buena idea la norma de limitación de salarios que ha vendido Podemos como gran medida regeneradora. Dependerá de la transparencia en las mismas.

¿Quién decide a qué se dona el exceso de su salario? El propio eurodiputado. ¿Con qué criterio se decide a dónde va el dinero público pagado por la Eurocámara? Por el propio eurodiputado ¿Cómo sabe el contribuyente dónde ha ido la donación del exceso de salario? No lo sé. Por lo que veo en prensa una eurodiputada ha donado 4.500 euros a la Asociación de Mujeres Amigas al Sur; otra le ha dado el dinero a una familia de Cartagena que ocupó un piso, a una protectora de animales, El Portalico y al comedor social El Buen Samaritano; y el líder carismático de la formación, Pablo Iglesias se lo dona a La Tuerka, su propia televisión on line (sic).

En fin, creo que queda claro que esto no es ni austeridad, ni gestión eficiente de los caudales públicos, ni medidas de ahorro, ni nada que se le parezca. Tampoco es transparencia. Mucho menos rigor, al quedar a la discrecionalidad del que dona el destino del dinero público. A mí me da exactamente igual lo que haga cada diputado, eurodiputado, senador, alcalde, etc. con su salario, mientras sea legal, que se lo gaste como guste, en lujos o en buenas obras, eso está en su conciencia, en sus principios y valores.

Si creemos que los salarios de los políticos son altos, bajémoslos. Si creemos que no se deben cobrar dietas, incluyámoslas en los salarios, que tributen al IRPF y que todos sepamos cuánto, cómo y en calidad de qué cobran nuestros representantes públicos. Si creemos, como Dolores Cospedal, los políticos no deben cobrar nada, quitémosles el salario y que solo se dediquen a la política los que vivan de las rentas o la fortuna familiar. Todo lo demás son fuegos de artificio y yo ya estoy muy mayor para que me tomen por gilipollas.

JARTA DE PABLEMISMO

In Política on 16/11/2014 at 21:11

ERROR 135

Aviso para navegantes, el título de este artículo representa exactamente lo que va a desarrollarse en él, aquellos hipersensibles a la crítica, los que creen que Pablo Manuel Iglesias es el Mesías o Podemos ha inventado la pólvora absténgase de seguir leyendo o aténganse a las consecuencias. El que avisa no es traidor.

Estoy más que harta de Podemos, sí, y no porque les tenga miedo, ni mucho menos, sino porque han nacido para destruir, para acabar con todo aquello por lo que muchos de nosotros hemos luchado durante toda nuestra vida, fundamentalmente con el sistema democrático español, sí, este que ellos llaman el Régimen del 78 y que ha supuesto el mayor periodo de convivencia pacífica y democrática en España.

Estoy más que harta de verlos en la televisión a todas horas, en todos los canales, no hay tertulia política que no cuente con un miembro de un partido que apenas tiene una semana de vida, que no gobierna en institución española alguna y cuyo único mérito consiste en haber cosechado un millón doscientos mil votos en las pasadas elecciones europeas de un censo de casi treinta y seis millones de votantes.

Estoy más que harta de su discurso en contra del bipartidismo cuando quien Gobierna en el país, en casi todas las Comunidades Autónomas y en la mayoría de los Ayuntamientos es el Partido Popular, es la derecha que está imponiendo su programa ideológico oculto que nada tiene que ver con la Reforma de la Constitución y el tan cacareado artículo 135, que no hay leído ninguno de los que lo esgrimen. ¿O alguien en su sano juicio cree que el PP defendería a los trabajadores, subiría los salarios, perseguiría el fraude fiscal, aplicaría un IRPF más alto a las rentas más altas, lucharía contra la baja tributación de grandes empresas y SICAV si el artículo 135 de la Constitución siguiera como antes?

Estoy más que harta de su discurso anti PSOE, de que hayan dejado claro que el enemigo a batir somos los socialistas, los socialistas que con nuestros aciertos y nuestros errores somos los artífices de la implantación del llamado Estado del Bienestar. Fue un socialista, Ernest LLuch el que universalizó la Sanidad Pública que hoy el PP ha negado a inmigrantes y emigrantes. Fueron los Gobiernos socialistas de Felipe González los que ampliaron la Educación Pública, obligatoria y gratuita de 3 a 16 años. Fue el Gobierno de Zapatero el que permitió casarse y adoptar a las parejas del mismo sexo o el que promulgó la Ley de Dependencia que hoy inaplican los gobiernos populares.

Estoy más que harta de que parezcan haber inventado la pólvora cuando su proceso de formación ha sido de todo menos innovador y democrático y ha despertado más bien poco interés en el ciudadano, de los doscientos poco mil apuntados, apenas han votado en la elección de Pablo Manuel como Secretario General, noventa y siete mil. Su estructura es prima hermana de la nuestra: un Secretario General, unos órganos colegiados que toman las decisiones y abajo unos apuntados que votan cuando se les permite lo que se les presenta.

Estoy más que harta de su falta de valores, de su discurso no somos de izquierdas ni de derechas, de su cobardía: no nos metemos en temas complicados como la unidad de España, la forma del Estado, monarquía o república, o en temas espinosos como el aborto que dan pocos votos, o controvertidos como su relación con la Iglesia. De sus propuestas imposibles como la de que vamos a dejar de pagar la deuda ilegítima, como si al que nos ha prestado el dinero le importara un pijo en qué lo hemos gastado o si el que lo ha administrado lo ha hecho bien, mal o regular. O como la más molona de todas que van a terminar con el fraude fiscal y con ese dineral se va a pagar la renta básica para todo hijo de vecino y el paraíso terrenal en el que se va a convertir España cuando ni un solo Estado en el mundo ha sido capaz de acabar con el fraude fiscal.

Y sobre todo estoy más que harta del victimismo tras el que se esconde su falta de concreción y compromiso. Si les criticas en cualquier red social no falta el que te recuerda que tu enemigo es el PP y que a ellos los dejes tranquilos, que digo yo que si vienes a la política tendrás que someterte al escrutinio y la crítica del votante como todos. Que digo yo que si tú dices que los socialistas somos el enemigo lo lógico es que nos defendamos de tus ataques. Que digo yo que si andas dando lecciones a diestro y siniestro es normal que aquellos que ya venimos aleccionados de casa pasemos palabra. Eso sí, no hay manera de que les digan a sus votantes si llegado el caso pactarán con el PSOE o con el PP, que no es lo mismo ni parecido por muy casta que quieran llamarnos, a las pruebas me remito.

CADENA DE RESPONSABILIDAD CORRUPTA INFINITA

In Política on 05/11/2014 at 12:05

Debido al clima de alarma social generado por la aparición de varios escándalos en los que hay implicados políticos corruptos de todas las formaciones políticas que han tenido o tienen responsabilidad de gobierno municipal, regional o nacional, creo que es necesario pararse un momento a reflexionar sobre lo que está ocurriendo, sobre la responsabilidad de lo que está ocurriendo y, lo que me parece aún más interesante, a quién beneficia todo lo que está ocurriendo.

La primera pregunta que hay que hacerse es si en España hay más corrupción que en otras democracias de nuestro entorno y si fuera así, por qué. Lo cierto es que aunque los indicadores de percepción ciudadana de la corrupción como problema están creciendo, el número de causas es similar a los de otros países de la UE por lo que no tenemos más corruptos que en otros países sino que nos estamos enterando ahora de muchos casos, todos juntos y percibimos que es un drama. Y es que es un drama que aquellos en los que hemos depositado nuestra confianza, creyendo que eran los mejores, para administrar lo público, lo nuestro, lo de todos, hayan resultado un fiasco, aunque solo hubiera sido uno.

Lo segundo que hay que plantearse es si cabe hablar de corrupción así, en abstracto, en general y metiendo en el mismo saco muy diversas conductas, probadas o no, judicializadas o no, falsas o no, o hay que hacer el esfuerzo de analizar cada caso con el nombre y los apellidos del implicado y con los hechos de los que se le acusan, las pruebas que hay al respecto, sin atender al partido político al que representa. Esto último, aunque sea mucho más trabajoso es bastante más eficaz. Estamos habituados a que si el que mete la mano en la caja es un socialista el titular sea: “los socialistas roban” pero si el que recibe un sobre es un popular sea: “los políticos roban”.

Habría que reflexionar también sobre la diferencia entre la responsabilidad penal, la que se depura en los Tribunales y tiene sus procedimientos, sus tiempos y sus garantías procesales y la responsabilidad política, que siendo menos exigente que la primera en cuanto a formalismos, sobre todo el de la presunción de inocencia hasta la sentencia firme, tampoco puede ser entendida como una responsabilidad objetiva que se extiende hasta el infinito. No puede ser nunca lo mismo robar, ser socio del que roba, ser consentidor del latrocinio, haber nombrado al que roba, enterarte de que uno roba y no hacer nada, enterarte de que uno roba y hacer algo, no enterarte de que uno roba…

Si tuviéramos tiempo, si fuéramos capaces de pararnos a pensar en lugar de dejarnos llevar por la ola de indignación ciudadana, más o menos guiada por diversos intereses aunque absolutamente justa, podríamos darnos cuenta que hay que fijar tres barreras anti corrupción, antes, durante y después de cometidos los delitos:

  • Procedimientos y controles previos que dificulten la acción de corruptores y corruptos, mecanismos de adjudicación de obras y servicios transparentes, a la vista de los ciudadanos, cuentas claras, financiación de partidos limitada y fiscalizada por órganos independientes… y cualquier otra cosa que se os ocurra.
  • Revisión de cuentas públicas por un Grupo Especializado Antifraude de Hacienda, no solo anuales sino también aleatorias, por sorpresa, como si fueran las paralelas de Hacienda que te la pueden hacer porque hay sospecha de fraude pero también porque te número ha salido elegido en el sorteo. Para eso hacen falta medios, dotar tanto a las Unidades antifraude como a la Fiscalía y a la Judicatura de medios, humanos y materiales en la lucha contra la corrupción y el fraude fiscal.
  • Agilización de los procesos judiciales en los que estén implicados políticos para evitar que la causa se convierta en un instrumento de lucha política. Cooperación de las organizaciones implicadas para facilitar la depuración de responsabilidades caiga quien caiga. Condenas ejemplares, cumplimiento íntegro de las penas, imposibilidad de indulto, devolución de lo robado…

Si fuéramos capaces de quitarnos la chaqueta del partido en el que militamos o simpatizamos, tendríamos que poder diferenciar la responsabilidad penal de la política, pero también tendríamos que ser capaces de exigir responsabilidad política ajustada a los hechos y a la participación en los mismos porque si no, nos encontramos con que se le pueda exigir responsabilidad a la madre del político por parirlo, a sus profesores por no enseñarles ética, a sus familiares por no impedir que se corrompieran, a sus superiores por no saber que aquel al proponían un día se corrompería y a los propios votantes que creyeron en su honradez, como los anteriores, y no supieron ver sus aviesas intenciones.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 12.781 seguidores